Por el reconocimiento oficial del trabajo con las TIC

causatic02
Lee,  reflexiona y si estás de acuerdo, firma este manifiesto , colabora en su difusión -puedes colocarte alguno de estos banners - o incorporate al grupo de trabajo que está promoviendo esta campaña. Aquí puedes ver quién ha apoyado hasta ahora la campaña.

La última reforma educativa ha introducido como una de las competencias básicas a alcanzar  en la educación obligatoria, la Competencia Digital . Cabía pensar que ese objetivo traería consigo una serie de medidas concretas que lo hicieran posible:

  • Plan de formación del profesorado. No se puede enseñar lo que no se sabe.
  • Instalaciones y equipamientos en los IEs. El tratamiento de la información digital, requiere el uso de equipos que puedan procesar esa información.
  • La evaluación  y valoración de dicha competencia en los aspirantes a ocupar los puestos de docentes .
Nada de esto ha sucedido. En lógica correspondencia con todo lo anterior, tampoco se valoran en calidad de méritos ni las competencias y habilidades que pueden tener quienes día a día dedican muchas horas de su tiempo a la autoformación permanente, conocimientos que por otra parte se comparte de la forma más generosa que cabe imaginar. Tampoco cabe la valoración de los materiales elaborados sobre este soporte, sencillamente no existen, aunque su calidad sea innegable o hayan logrado un reconocimiento público manifiesto. No somos cuatro loc@s haciendo cosas extrañas, hay mucho trabajo bien hecho, si alguien lo duda también puede darse una vuelta por los Premios Espiral .

Un puñado de profesores y profesoras, identificados con el calificativo de pringéissons, que dice Lu , hemos decidido iniciar la reivindicación el cambio, empezando por el reconocimiento oficial a nuestro esfuerzo, es verdad que no es lo que más nos preocupa en relación con este tema, pero es una forma de empezar a exigir que la administración educativa se tome en serio sus propias decisiones.

Personalmente no es este el tema que más me preocupa, me preocupa mucho más la situación en la que se encuentra la educación pública en la Comunidad de Madrid , donde se producen situaciones realmente bochornosas , pero eso es otra guerra.